PRESENTACIÓN DEL PLAN ALIANZA PARA LA PROSPERIDAD

Primero gracias a Dios por esta oportunidad. Hemos trabajado largamente para llegar a este momento. Quiero agradecer al presidente Moreno (Luis Alberto), a su equipo, a todo el Banco (BID), a nuestros equipos de Guatemala, El Salvador, Honduras y sin duda de manera especial al presidente Otto Pérez y al presidente Sánchez Cerén.

Cuando conversábamos estos temas en el aquel momento tan doloroso para un presidente, que nuestra gente, pero principalmente nuestros niños sin importar el riesgo de perder su vida en el camino decidieron en masa venir hasta la frontera, eso es sumamente doloroso y decíamos, bueno, este tema hay que enfrentarlo, tenemos que trabajar juntos y ese es un primer desafío en la región, buscar la forma de trabar juntos y además de la excelente relación personal que tenemos con los presidentes, nuestros equipos han logrado integrarse de manera extraordinaria, para que hoy tengamos este planteamiento.

Colombia y México en su momento tuvieron problemas de similares dimensiones y en algunos casos de mayor impacto en cuanto al nivel de violencia, en cuanto a la falta de fortalecimiento de las instituciones, y como lo decía el mismo presidente Moreno y el vicepresidente Joe Biden, llegaron al punto en el que tuvieron que hacer un detente en el camino y decir no podemos seguir así porque si no perdemos el país.

El éxito de Colombia junto a Estados Unidos, el éxito de México en una buena parte de sus regiones junto a Estados Unidos, después terminó siendo la desgracia del Triángulo Norte de Centroamérica, porque se concentraron buena parte de estas bandas delincuenciales internacionales en nuestros territorios y prácticamente la última década hemos vivido en mucha zozobra similar a la que vivía Colombia en aquel momento y lo digo por Honduras.

Asumimos en mi caso particular de nuestra administración en enero 27 y dijimos claramente, tenemos que hacerle frente a este fenómeno de la delincuencia, vamos a hacer nuestra parte, vamos a poner todo nuestro empeño como lo hemos estado haciendo y en ese empeño los hondureños no hemos estado disgregados. Yo quiero hoy presidente Moreno y a toda la audiencia que están aquí y que han estado presentes, el sector privado porque desde hace dos años en Honduras tenemos un impuesto especial para el tema de seguridad que va en prevención de violencia, pero también en darles las herramientas a los operadores de justicia y hablando de los operadores de justicia puedo decir que también aquí está presente la Corte Suprema de Justicia de Honduras representada por varios magistrados y han hecho su parte exponiendo su vida, pero lo han hecho con valentía. Aquí está doña Rosa de Lourdes Paz Haslam, está el Fiscal General de la República que también ha puesto todo su empeño, en riesgo su vida y el de su familia; el Presidente del Congreso Nacional, doctor Mauricio Oliva, diputados de todas las bancadas, aquí hay representantes de la iglesia Católica, de la iglesia Evangélica, del sector privado, sociedad civil… todos hemos hecho nuestra parte y hemos avanzado de manera importante, pero siempre tenemos que recordar que al ser víctimas nosotros del éxito de otros, tenemos que ver esto en su conjunto, en una dimensión regional, por eso agradecemos mucho a Colombia por estar presente. El presidente Santos ha dicho presente a través de todo su equipo, recientemente hablaba con el presidente Peña Nieto y de igual manera me alegra ver representación de México y comprometidos en este esfuerzo.

También es bueno presidente Moreno, saber que la Unión Europea está dispuesta a contribuir, claro, puede ser más efectivo y más rápido ese apoyo en la medida que usted también pueda hacerles un llamado.

Estuve recientemente en Bruselas y ellos conocen del problema, conocen de nuestras aspiraciones, de este programa y están dispuestos, de igual manera España y yo creo que es necesario hacer toda una lista de posibles coadyuvantes en este esfuerzo.

Quiero terminar esta primera parte diciendo, nunca olvidemos de dónde venimos para que no nos vuelva a ocurrir, nunca olvidemos de dónde venimos para que no nos vuelva a ocurrir.

Lo bueno de este momento es que en palabras del vicepresidente Biden y en junio en palabras del presidente Barack Obama, se reconoció de manera clara y absoluta que Estados Unidos acepta su corresponsabilidad en este problema y en consecuencia están listos para actuar. Eso no hay que olvidarlo también.

Obviamente en un esfuerzo de esta magnitud necesitamos también hacer movimientos conversando con líderes del Congreso de Estados Unidos para que también el Congreso norteamericano haga su parte, como lo están haciendo nuestros países.

Para mí es importante que de manera rápida ustedes sepan que en el caso de Honduras, hemos empezado por un proceso de depuración de los operadores de justicia, un proceso muy agresivo. Hoy hemos tenido el reconocimiento nacional e internacional en que por primera vez, jueces, fiscales, policías, militares, agentes del Estado que se “camuflajearon” bajo el manto de la autoridad y que cometieron delitos, hoy están siendo perseguidos por la justicia y muchos de ellos ya están en la cárcel y ese es un parteaguas en Honduras, que nunca había ocurrido en la dimensión que hoy está ocurriendo.

Por otro lado, por primera vez estamos trabajando fuertemente con los jóvenes, con las iglesias de manera que vamos empezando, pero también va a ser un movimiento social extraordinario en materia de prevención de la violencia, pero fomentando lo que es la convivencia en paz, en tranquilidad.

Por primera vez en Honduras también tenemos un Consejo Nacional de Inversiones en el que estamos trabajando sector privado, el gobierno, trazando las grandes líneas. Sabemos que tenemos que competir con el mundo, sabemos que tenemos que simplificar, sabemos también que tenemos que ser efectivos en la recolección de impuestos, pero también competir con un sistema tributario que nos permita precisamente eso, competir con el mundo.

Por primera vez tenemos mucha claridad en los objetivos con el sector privado, puede ser que en algunos temas tengamos diferencias, hemos aprendido a respetar esas diferencias y nos une el interés de sacar adelante al país, por eso yo agradezco en todo lo que valen los líderes del sector privado que hoy están aquí acompañándonos y eso manda un extraordinario mensaje.

De igual manera quiero que sepan que Honduras firmó recientemente con Transparencia Internacional un acuerdo para poder llevar transparencia en un proyecto piloto en materia de seguridad, educación, construcción de obras públicas, el tema de impuestos. Somos el primer país en el mundo de firmar un acuerdo de esta magnitud, porque queremos demostrar no sólo al interno, sino que hacia afuera que estamos comprometidos en que la transparencia y la lucha contra la corrupción sea algo que esté permanente en la conducta de todos los hondureños. Ayer se logró la captura de una señora que tenía muchos meses de andar prófuga, que había sido supuestamente responsable por cargos delicados en la ciudad de San Pedro Sula. Eso ahora en Honduras es normal, quien transgreda la ley, el aparato de justicia va a operar.

Pero también para nosotros es importante que sepan que hemos venido buscando las buenas prácticas en Latinoamérica y en otros lugares del mundo en materia de cómo incluir a los que no han estado incluidos de oportunidades como el crédito, oportunidades para los microempresarios, para los niños que no estén asistiendo a la escuela. Hemos hecho una inversión sumamente importante aún bajo las actuales circunstancias de problemas económicos, pero estamos haciendo nuestra parte, de tal manera que si Estados Unidos, si el BID, y otras agencias multilaterales y otros países están dispuestos a apoyarnos en esto, yo quiero darles la garantía que ya nosotros estamos haciendo un extraordinario aporte y que más bien queremos aprovechar las buenas prácticas para que los podamos echar a andar juntos. Y de eso se trata este plan. En la entrada del Banco, en el lobby van a encontrar una serie de fotografías de cómo junto a AID nuestro gobierno ha trabajado en materia de prevención, en promover esos espacios de sana convivencia para la juventud, para la niñez, lo estamos haciendo.

Presidente Moreno, estamos listos y agilicemos este proceso que sé que esto nos va a ayudar a todos, y nunca olvidemos trayendo a la memoria el problema tan doloroso de los niños llegando aquí a Estados Unidos sin que nadie los acompañe y que muchos de ellos quedaron en el desierto y otros no sabemos dónde están.

Como seres humanos que somos nadie quisiera que eso ocurra en su país, nadie quiere que sus hijos pasen semejante odisea y en cualquier lugar del mundo donde se dé un fenómeno tan desgarrador como ese, todo ser humano debe sentir que les toca el corazón y la conciencia.

Por eso yo repito aquí en Estados Unidos, estos niños que venían aquí no son delincuentes, son seres humanos, son los más vulnerables, por lo tanto es inaceptable que alguien los quiera tratar de esa manera. Por el contrario, yo les pido a los que no entienden el problema que se vivió en aquel momento, que se pongan primero en condición de padre, de abuelos, de hijos, que nos pongamos en la condición de seres humanos, de eso se trata, la dignidad de la persona, la solidaridad y sabemos que la prosperidad viene con reglas claras, pero también con mucho trabajo, con decisión de invertir y para eso también estamos listos.

Estoy seguro que Centroamérica, el Triángulo Norte se va a convertir en la gran promesa, la revelación de esta década que estamos iniciando si contamos diez años a partir de hoy, porque estamos ubicados en un lugar estratégico del continente y si ponemos el mapa del mundo y ponemos a América en el centro, definitivamente que estamos localizados de una manera extraordinaria. Tenemos que agradecerle a Dios por ese espacio que nos dio en el globo terráqueo, pero tenemos que saber que para saberlo explotar y sacarle el mejor de los provechos para beneficio de nuestros pueblos necesitamos trabajar, unirnos y de esa manera vamos a alcanzar esa prosperidad que todos queremos.

Finalmente quiero decir dos cosas: Compartimos plenamente el reconocimiento al BID y que el Banco Interamericano, si así lo considera presidente Moreno, siga siendo la Secretaría Técnica de este esfuerzo.
Hay un elemento que quiero rescatar es que este caballero fue protagonista de la estructuración del Plan Colombia y además tenemos buena relación con la Casa Blanca y el Congreso.

Yo quiero agradecer también a las primeras damas de El Salvador, Guatemala y mi esposa Ana, que se encuentra aquí, porque siguen atendiendo el tema de los niños migrantes con esmero y la atención necesaria para todos los niños migrantes. Y decirles a los líderes aquí en Washington, que si Washington entiende que una Centroamérica con violencia a raíz de las drogas que se consume aquí en Estados Unidos, una Centroamérica con falta de oportunidades, una Centroamérica con muchos retos y sin apoyo, va a ser una Centroamérica que va a constituir mucho riesgo para Estados Unidos y para nuestros pueblos también.

Pero por el contrario, si logramos que Centroamérica, el Triángulo Norte sea una región de paz, de prosperidad, de oportunidades, esa es una importante inversión para el pueblo de Estados Unidos y para nuestros pueblos y este es el punto toral de este Plan para la Alianza de la Prosperidad que yo espero con mucho trabajo, con mucha intensidad, con la voluntad política que tenemos, con la voluntad de todos ustedes, en unos cinco o seis años vamos a poderles decir a nuestros hijos, a los hijos de nuestros hijos y a nuestros pueblos: “Hemos cumplido”. Muchas gracias…

AppStore.png
PlayStore.png

Videos

REVISTA DIGITAL.

PORTADA-JUNIO.jpg

CREDITO-SOLIDARIO.png

CONOZCA EL ZIKA

PORTADA-JUNIO.jpg

Vídeo TNH

Siguenos