Skip to main content
1

Honduras alcanzará inmunidad suficiente para reactivar economía

Tegucigalpa, 31 de enero. El presidente Juan Orlando Hernández anunció hoy que Honduras tiene garantizada la vacunación suficiente para lograr la inmunidad de rebaño que permitirá reactivar la economía del país.

En Cadena Nacional, el mandatario hondureño informó que el primer lote de vacunas, donadas por el mecanismo Covax-Gavi, llegará al país en la última quincena de febrero, y serán destinadas al personal de salud, primera línea, personas de la tercera edad y con enfermedades crónicas de base.

A través de Covax/Gavi Honduras recibirá 1.9 millones de vacunas que abarcarán el 20% de la población, indicó.

El presidente aseguró que la donación de Covax es un premio por el excelente manejo que Honduras ha tenido en el sistema de vacunación recibiendo premios mundiales por su efectividad para cubrir personas vulnerables.

El gobernante hondureño le recordó a la población que la vacuna no es la solución definitiva contra la covid-19, por lo que se deben seguir las medidas de bioseguridad.

A continuación el mensaje del presidente de Juan Orlando Hernández:

-

Queridos compatriotas

El 2021 ha iniciado con buenas noticias para Honduras. Primero fue el apoyo internacional que el país ha recibido para financiar el proceso de reactivación y rehabilitación que nos permitirá realizar una inversión de choque de tal tamaño con la que podremos construir y reconstruir entre infraestructura, vivienda, programas sociales como Vida Mejor, el Agro, Mypimes, equivalente a lo que se hacía en tres años para dinamizar la economía, generar empleos. En suma, ponerle dinero en el bolsillo a las familias que lo perdieron todo.

Ahora nos llega la gran noticia, según la carta recibida ayer por parte del programa Covax/Gavi, Honduras recibirá en la última quincena de febrero hasta 800 mil dosis de vacunas para proteger a nuestra población del covid-19, dándole prioridad a nuestro personal de Salud, al personal de primera línea, tercera edad y personas con enfermedades de base.

Honduras recibirá en calidad de donación suficientes vacunas para inmunizar al 20 por ciento de su población, es decir, alrededor de 1.9 millones de vacunas.

Pero esta donación NO es un regalo... Es un premio... Un premio porque Honduras es un país que ha demostrado continuamente ser exitoso en poner en funcionamiento programas masivos de vacunación a nivel nacional. Honduras ha recibido el reconocimiento mundial por su efectividad para cubrir de manera rápida y completa a toda población vulnerable en anteriores campañas, en donde hemos sido puntuales con el aporte como Estado al fondo rotatorio de la OPS. Sin embargo, esta operación representa un reto único en la historia.

Además de estas vacunas donadas, ya se aseguró con los aportes del Estado y de los afiliados del IHSS la vacuna para sus derechohabientes. Por otro lado, ya tenemos los fondos suficientes para adquirir las vacunas para el resto de los hondureños elegibles médicamente de acuerdo a la OMS. En esta ruta, alcanzaríamos lo que los expertos llaman la inmunidad de rebaño que nos irá permitiendo reactivar la economía.

Es importante recordar que la vacuna NO es la solución definitiva contra el covid-19, es una herramienta más para el combate contra la enfermedad, que se suma a las medidas personales que todos debemos cumplir, como ser el lavado de manos con agua y jabón o gel, el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, entre otros, siguen siendo tan necesarios como antes de la vacuna.

En este momento, según los especialistas que nos aconsejan sobre este tema, actualmente estamos viviendo una ola de contagios mayor que la que sufrimos el año anterior, por lo tanto, no podemos bajar la guardia. Máxime observando lo que está pasando en Estados Unidos y Europa.

A partir de este momento toda la capacidad del Estado está dirigida a asegurar la entrega rápida y efectiva de la vacuna a los hondureños que son elegibles para recibirla, sin que se quede nadie por fuera, todos por igual, sin distingos de clase social, religión, color político o el lugar donde resida... hasta ahí llegará alguien del Estado de Honduras a inmunizar a cada hondureño que esté dentro de las categorías que la Organización Mundial de la Salud ha establecido como población vulnerable. Sólo con la participación de todos los sectores y de todos los hondureños saldremos victoriosos.