TOMA DE POSESION PRESIDENCIAL 27 DE ENERO DE 2014

Ante todo, agradezco a dios haberme dado la oportunidad de servirlo a él y a honduras con humildad. Acepto esta responsabilidad, solicito su guía, acepto su sabiduría y juro seguir sus dictados a través de mi conciencia, en todos los actos de mi gobierno.

Agradezco de corazón a mi padre Juan Hernández Villanueva, ya fallecido, y a doña Elvira, mi madre. A Ana, mi esposa, que creyó en mis principios y valores, que ha estado conmigo, que ha caminado, marchado, corrido, que ha sido y es el bálsamo de mis tristezas y alegrías. Gracias Ana.

A mis hijos, Ivonne, Juan Orlando, Daniela e Isabela, gracias por su comprensión y paciencia. a todas y todos mis hermanos, a toda mi familia por su confianza, apoyo y solidaridad. Les agradezco. Han sido el sustento de mis esfuerzos, mi voluntad y mi inspiración.

Un reconocimiento especial al pueblo hondureño por su confianza y su fe en la democracia. a este pueblo me debo por su mandato claro y sagrado que he recibido, porque la voz del pueblo es la voz de dios.

Gracias a mi partido, el gran partido nacional de honduras. Gracias a todos los líderes y dirigentes de base que se encuentran más unidos y esperanzados que nunca, sin cuyo apoyo no estaríamos hoy aquí.

Gracias a los mandatarios y representantes de países amigos que nos acompañan, así como a todos aquellos han manifestado sus felicitaciones y reconocimiento.

Muchas de las naciones y organizaciones que ustedes representan enviaron observadores que fueron testigos de la libertad y transparencia en que se realizó el pasado proceso electoral, muchas gracias.

Mi reconocimiento a todos los que fueron a las urnas, independientemente de por quién votaron, porque son testimonio de nuestra común vocación democrática y de unidad para lograr nuestros sueños.

Una Honduras en donde todos cabemos y todos contamos. Agradezco a todos mis maestras y maestros ejemplares de kínder, primaria, media, universidad y postgrado que me formaron y que me inculcaron mi amor por honduras, y que me enseñaron la oración del hondureño, del ilustre poeta Froilán Turcios: “¡Bendiga dios la prodiga tierra en que nací! Fecunden el sol y las lluvias sus campos labrantíos; florezcan sus industrias y todas sus riquezas esplendan
magnificas bajo su cielo de zafiro.

Y no olvidaré jamás que mi primer deber será, en todo tiempo, defender con valor su soberanía, su integridad territorial, su dignidad de nación independiente; prefiriendo morir mil veces antes que ver profanado su suelo, roto su escudo, vencido su brillante pabellón”.
Compatriotas, invitados todos:

Durante la campaña electoral expuse con claridad mis principios y asumí con firmeza compromisos con el pueblo hondureño.

Hoy estoy aquí para ratificar esos compromisos. Para decirle a los hondureños, que hoy mismo
empezamos a cumplir que consultaré e informaré al país un día sí y otro también sobre qué hacemos y cómo lo hacemos en beneficio del pueblo, de los trabajadores y campesinos, los que pertenecen a organizaciones y los que trabajan por su propia cuenta, en las ciudades y aldeas, y tierra adentro, en el interior profundo de honduras.

Compatriotas:
Señalé durante mi campaña:
Yo, Juan Orlando Hernández voy a hacer lo que tenga que hacer para devolver la paz y la tranquilidad al país, dentro de la ley y con el apoyo del pueblo hondureño.

En los próximos meses se reducirán más los homicidios y los actos de violencia, igualmente bajará la incidencia de la extorsión y la del tristemente famoso “impuesto de guerra”.

Habrá mayor presencia de la policía nacional, y de la policía militar en las calles y en el transporte.
Se reclutarán y capacitarán más efectivos para ambas fuerzas. Y el día de hoy entrara en operación la fuerza tigres.

Todas estas operaciones serán coordinadas y comandadas por la fuerza de tareas Interagencial, y empieza hoy a tomar acciones. A los delincuentes se les acabó la fiesta…
¿Quién dijo miedo?

De inmediato se acelerará la depuración, certificación y fortalecimiento de todos los operadores de justicia: policía, ministerio público y jueces.

Con las decisiones legislativas que ya tomamos en el congreso y consejo nacional de defensa y seguridad anteriores, comenzaremos de inmediato las más amplias consultas y solicitaremos el asesoramiento de la unión europea, estados unidos y otras naciones amigas para articular nuestra política integral de seguridad, en un mismo propósito y una única estrategia las acciones de prevención, de represión, política carcelaria y de rehabilitación.

Todo esto, dentro de una modernización importante del enfoque participativo de la comunidad, y de las iglesias previniendo el delito y fortaleciendo una cultura de promoción de los derechos humanos. Tres puntos fundamentales:

El primero: siento que honduras debe restablecer, con madurez y sabiduría, el equilibrio por una parte, debemos proteger a toda la sociedad, y los derechos y libertades de todos, y por otra parte debemos asegurar un tratamiento justo de los delincuentes, que respete íntegramente sus derechos humanos y busque su reinserción.

Pero debemos encontrar formas de protegernos y proteger a nuestras familias de los delincuentes que reincidan una y otra vez.

Necesitamos discutir este tema en el contexto del respeto de los derechos humanos de todos,
incluyendo las víctimas, con la decisión inquebrantable de dar paz y seguridad a la sociedad.

El segundo: el estado hondureño tiene el deber de garantizar la seguridad de sus ciudadanos y de su territorio, y debe organizarse para hacerlo y destinar los recursos que sean necesarios para conseguirlo.

Esto implica también proteger a los familiares de todos los operadores de justicia, con programas de vivienda y otros incentivos incluyendo salario diferenciado, brindándoles la protección necesaria frente a la extorsión, el chantaje, las amenazas y aún la muerte.

Pero debemos tener claro también que la propia sociedad necesita colaborar. debemos desarrollar conjuntamente la cultura de la “denuncia segura”, que nos permita facilitar la tarea de combatir el delito sin poner en riesgo a quien lo denuncia, junto con otras prácticas que aseguren la más amplia participación de los ciudadanos en la gestión de la propia seguridad.

Tercero, finalmente.
Honduras pasa por uno de los momentos más difíciles de su historia en materia de seguridad, por aquí pasa el 80 por ciento de la droga que va para norte américa, dejándonos una estela de muerte, corrupción, impunidad y dolor que es…… intolerable, por eso hemos iniciado conversaciones con el presidente Juan Manuel santos de Colombia y el presidente enrique peña nieto de México, así como con los demás presidentes de CA, para aumentar la colaboración entre nuestros países.

Siento que necesitamos enfocarnos más en la incidencia de la droga, el narcotráfico, el crimen
organizado y el lavado de activos sobre la inseguridad y el delito en honduras. Aproximadamente, 7 de cada 10 homicidios están vinculados con la droga. si no existiera el problema de la droga en honduras, no estaríamos entre los países más violentos del mundo.

Personalmente tengo muy claro que cualquier política que establezca honduras para combatir la inseguridad debe tener como eje fundamental el combate a la droga, el narcotráfico, el crimen organizado y el lavado de activos. En consecuencia cero tolerancia. Así como lo escuchan y punto.

Porque la mayor parte de la droga se produce en el sur y se consume en el norte sin un sur productor y un norte fuertemente consumidor el volumen de droga que pasa por honduras seria apenas una pequeña parte de lo que está pasando hoy.

Sin embargo, al mismo tiempo nos parece un asunto de doble moral, que mientras nosotros ponemos los muertos y peleamos con escasos recursos propios, el tema de la droga para Norteamérica sea solo un tema de salud para su pueblo, mientras que para los hondureños y el resto de los hermanos centroamericanos es un asunto de vida o muerte.

Ha llegado la hora que todos los países productores, consumidores y de tránsito, aceptemos que la solución de este problema pasa por obtener resultados efectivos derivados del principio de responsabilidad común-compartida pero diferenciada de los gobiernos, que debe guiar sus decisiones políticas y sus acciones. Para ello iniciaremos una ofensiva diplomática para obtener estos resultados.

Bajo este principio agradecemos muy especialmente a los presidentes de Colombia, México y
Centroamérica por su decidido apoyo en esta materia.
Al mismo tiempo, invitamos al gobierno Del presidente Barack Obama y al Congreso de los Estados Unidos, que reconozcan este principio de responsabilidad común-compartida para trabajar en conjunto.
Hermanas y hermanos hondureños e invitados del mundo, en otra materia:
Me comprometí con la promoción de inversiones y la generación de empleo.

En breve estaremos informando en detalle de los avances ya consolidados en materia de inversiones extranjeras y nacionales, privadas y públicas en los sectores agrícola, agroindustrial, industrial y de servicios.

Diremos cuáles son, a cargo de quiénes están, en qué parte de nuestro territorio se ubican, en qué momento inician y con qué ritmo avanzarán. Informaremos a quiénes benefician y cuántos puestos de trabajo se van a crear.

Ya hemos trabajado con los inversionistas, y los medianos y pequeños productores y construimos con ellos los planes inmediatos.

ya reservamos los recursos en el presupuesto nacional aprobado por el congreso con los que el estado apoyará el desarrollo de los proyectos comprometidos en materia de palma aceitera, caña de azúcar, granos básicos, ganadería y riego.

En materia de empleo ya empezamos a cumplir. Además de los recursos para las inversiones que mencioné, reservamos los necesarios para el programa “con chamba vivís mejor”. he dado instrucciones para que se comience de inmediato con la incorporación de los nuevos trabajadores y trabajadoras que corresponden al primer mes del programa.

Empezando mañana martes 28 de enero, dará inicio el ingreso de 25,000 hondureñas y hondureños que accederán a nuevos empleos por ese programa el presente año, para un total de 100,000 en los cuatro años de este gobierno

El programa “con chamba vivís mejor” ha recibido el apoyo de buena parte del sector empresarial a quien agradecemos mucho, y continuaremos conversando con el sector privado en busca de mecanismos que permitan perfeccionarlo y ampliarlo.

Y ya está dando resultados.Hermanas y hermanos hondureños, amigos que nos visitan:
Comprometí ante el pueblo hondureño que durante este gobierno invertiría recursos suficientes para mejorar las condiciones de vida de las 800,000 familias más pobres de honduras.

En nuestro territorio coexisten dos honduras. Una honduras con millones de compatriotas sin
oportunidades, que viven con menos de un dólar diario, que no tienen vivienda digna; sin letrina o baño, sin agua potable, con piso de tierra. Con paredes de plástico, casi a la intemperie, los niños no tienen acceso a una educación.

Hay también otra Honduras: la de las minorías que viven sin problemas, cómodamente, con buenas viviendas, todos los servicios, con acceso a educación de calidad, buena atención de salud. y eso está bien pero el problema es que la gran mayoría no vive en esa honduras y eso nos coloca entre los países más desiguales del mundo.

El Papa Francisco dijo recientemente: “Si un hombre muere de frio en una plaza. O numerosos niños mueren de hambre, eso entra en la normalidad, y el mundo no se escandaliza, pero si la bolsa de valores baja 10 puntos es una tragedia mundial”.

No podemos seguir indiferentes ante semejante injusticia. Miles de hondureños emigran cada año hacia EE.UU. en busca de trabajo y de oportunidades, y pasan por las peores dificultades.

Por eso queremos trabajar junto con el gobierno mexicano para ayudarlos, darles seguridad en esa ruta, recientemente platicamos con el presidente peña nieto para la colaboración entre países hermanos y el apoyo a nuestros héroes anónimos, los migrantes y garantizar una verdadera atención a nuestros héroes anónimos en nuestros consulados de México y Estados Unidos.

Les propongo que construyamos una sola Honduras para todos, una honduras de oportunidades, de igualdad y de hermandad…… una Honduras solidaria.

Vamos a cambiar radicalmente la situación social de honduras. porque es clave para la justicia social, debemos hacerlo bien, sin prejuicios, sin colores partidarios y sin desperdiciar un lempira.

A través del programa vida mejor, complementaria del bono 10,000, las niñas y niños de esas 800,000 familias irán a la escuela, recibirán su merienda escolar y atenderán su salud.

Vivirán en hogares que, aunque humildes, serán cada vez más dignos, con eco fogones, pisos de cemento, techos seguros, filtros de agua, letrinas y huertos familiares, con acceso a capacitación para el trabajo de los jóvenes y adultos, y para la organización de sus propias actividades económicas.

Aprovecho la oportunidad para invitar a los países amigos, organismos internacionales de cooperación, a que sigan de cerca esta extraordinaria e innovadora experiencia hondureña y nos apoyen para masificarla.

Buscaremos la solidaridad de todos, no será un regalo, se convierte en la primera política coherente e integral de protección social del país, con la protección y apoyo de las familias más pobres como un instrumento formidable de igualdad de oportunidades y de movilidad social.

Será una política progresista y justa de protección social que llevara a todos los hondureños a disfrutar los beneficios de la previsión social.

Ya que este país necesita que la gente que ha trabajado toda la vida tenga derecho a disfrutar de una vejez tranquila y segura con una jubilación, servicios médicos suficientes
y una vivienda.

Una política de protección social que permitirá el mejor uso de los recursos del estado para asegurar una adecuada atención de la salud en todo el territorio nacional.

Compatriotas: Comprometí solemnemente profundizar en una reforma educativa integral, que ha comenzado a dar sus frutos.

Es mucho lo que avanzamos ya, pero queda todavía muchísimo por hacer.
Garantizaremos, antes que nada, la integridad de los procesos iniciados: un mínimo de 200 días de clase; el reforzamiento efectivo de la educación gratuita y la erradicación de los cobros indebidos;
la recomposición de la autoridad en el gobierno del sistema y el manejo de las escuelas; la continuidad de los procesos de evaluación del rendimiento de alumnos y docentes y el continuo perfeccionamiento de éstos.

Pero debemos avanzar más. Necesitamos mejorar más la calidad de la educación, aumentar las horas de clase y mejorar sustancialmente la infraestructura, equipamiento y la disponibilidad de materiales educativos en todo el país.

Continuaremos mejorando la enseñanza del español y el inglés, además de las lenguas del futuro: matemática e informática.

Avanzaremos sustancialmente en la distribución de computadoras a alumnos y docentes y la conectividad de los centros educativos del país para la reducción de la brecha digital, que tendrá un impacto en la reducción de la pobreza.

Vamos por la tercera reforma educativa, primero luche por la reforma de la universidad autónoma, en el congreso del 2002 al 2006, luego aprobamos la ley fundamental de educación que es la reforma educativa más grande de los últimos 50 años para pre básica primaria y media que lo aprobamos en el congreso anterior el cual yo presidí.

En el Gobierno que empieza hoy. Iniciamos ahora una tercera generación de reformas: “La educación para el trabajo y las tecnologías de la información, tics”Tendremos los docentes mejor calificados de la región, a quienes comprometemos remunerar en forma digna y respondiendo a su dedicación y rendimiento.

Terminaremos con el analfabetismo en los cuatro años de este gobierno.
Garantizaremos la continuidad de estos cambios y reformas con la participación de los padres y de las comunidades, junto con el estado, en el gobierno de la educación y en el control de la gestión de los centros educativos.

¡Ni un solo niño se quedará atrás! Nunca más permitiremos que la escuela sea apenas un simple “depósito” de niños y jóvenes por algunas horas cada día.

Compatriotas:
Me comprometí a combatir la corrupción en todas sus formas, de frente, sin cuartel, dando la cara, en todo momento y se encuentre donde se encuentre.

“Dignidad y honestidad arriba, para exigirlas en igual medida de los servidores públicos de todos los niveles y reclamarla de todos los actores sociales, económicos y políticos de honduras”.

El país entero debe asumir un compromiso histórico frente a este flagelo que, por acción o por omisión, hemos permitido que avance sobre muchas de las actividades públicas y privadas del país.
Daremos el ejemplo desde el gobierno y asumimos actitudes proactivas y decisiones inquebrantables para combatir la corrupción y construir una transparencia activa, efectiva y contundente.

Fortaleceremos las instituciones, revisaremos y certificaremos la conducta funcional de los trabajadores públicos, estableceremos los procedimientos adecuados para la práctica de la “denuncia segura”, a cargo de cada institución, y para mayor seguridad estableceremos un mecanismo de la “denuncia segura” en la propia Presidencia de la República.

Trabajaremos con las oficinas especializadas de las naciones unidas para asegurar la limpieza de los procedimientos y la obtención de los mejores precios en las licitaciones públicas.

Les solicitaremos además la certificación para todos los procedimientos de compra y concurso público a cargo del estado.

}Quitaremos definitivamente las manos de los servidores públicos de la compra, almacenamiento y distribución de medicamentos, para lo que pido hoy desde aquí la participación de la organización panamericana de la salud y de los mecanismos de compra pública de naciones unidas, para asegurar la limpieza de los procedimientos, para evitar los robos y otras prácticas delictivas y para garantizar que estos insumos lleguen a la población con la veeduría y auditoria social de las iglesias y otras organizaciones de sociedad civil.

Vamos a concluir y completar inmediatamente los procesos de eficiencia en la dirección ejecutiva de ingresos, certificar su eficacia, certificar a todo su personal y auditar el trabajo de los empleados que procesan las declaraciones de los impuestos y recaudar lo debido y que terminen con la evasión realmente inmoral que registran las cuentas públicas.

Esta evasión nos priva de muchos de los recursos que tanto necesita Honduras para el mejoramiento de los servicios y para la atención de los programas dirigidos a la población de menos recursos. Con este propósito, hemos creado la fuerza anti evasión que hoy mismo comienza su labor.

Revisaremos todos los sistemas previsionales tal como lo hicimos con Imprema, iniciaremos con el IHHS y el INJUPEMP. Crearemos un sistema que va a crecer sano, bien administrado, sin corrupción y a la velocidad que lo permita la expansión de la economía nacional.

Por este motivo, he solicitado a la organización transparencia internacional que nos apoye para certificar la honorabilidad y eficacia de los nuevos procesos.

Por ello agradezco la presencia el día de hoy de la presidencia de la organización transparencia internacional, el señor Alejandro Salas con quien firmaremos un convenio
Hondureñas y hondureños:

Me comprometí con un Estado eficaz y un gobierno pequeño, honrado, eficiente y austero, con
servidores públicos honestos, activos y capaces de producir resultados.

Ratifico hoy este compromiso en todos sus términos. en estos meses hemos venido trabajando en una reforma técnica y práctica del estado y del gobierno, que nos permita cumplirlo de manera sensata y prudente.

Cuando comiencen a reestructurarse las instituciones públicas, a redistribuirse sus funciones y
a establecer compromisos de gestión y de resultados.

Compatriotas: Inmediatamente después que conocimos los resultados electorales, nos pusimos a trabajar con todo nuestro equipo para asegurar una transición eficaz. Porque somos conscientes de la crisis en que se encuentra nuestro país. Nuestro pueblo no puede esperar más.

Pero me di cuenta de algo curioso, que no había celebrado el triunfo cuando ganamos las elecciones. Y le pregunte a un amigo que ha trabajado con muchos presidentes, ¿porque yo no había sentido el júbilo delos que ganan?, y el amigo me contesto:

“Porque lo sienten aquellos cuyo fin es el simple hecho de ganar”. “No lo sienten aquellos para quienes el triunfo es la responsabilidad de darle resultados positivos al pueblo”.

Usted sentirá ese júbilo cuando salga de la presidencia y le haya cumplido la misión al pueblo hondureño, lo va a sentir cuando camine por las calles y la gente le reconozca sus resultados.
Por eso les digo hoy, mi único compromiso como presidente, es con el pueblo hondureño, sobre todo con los más humildes Hondureñas y hondureños:

Creo firmemente que el buen funcionamiento de la sociedad requiere que se atiendan en forma justa y equilibrada los requerimientos de las organizaciones gremiales de trabajadores y empresarios, de la sociedad política organizada en instituciones y partidos políticos y los que señala el interés general.

He convocado a los principales sectores de la vida nacional a elaborar, conjuntamente, un gran pacto por honduras, bajo nuestra bandera y el escudo nacional. Insisto hoy en la necesidad de estas conversaciones y en este trabajo común.

Quiero hoy ratificar, como lo había anunciado, que extiendo formalmente esta invitación a todos los partidos políticos de honduras con representación en el congreso nacional. Son una pieza vital para desarrollar y alcanzar estos entendimientos.

Convoco respetuosamente a las iglesias de Honduras, en todas sus denominaciones, a guiarnos con su liderazgo para el rescate moral y el fortalecimiento de los valores de nuestra sociedad, a fortalecer el espíritu fraterno y la solidaridad de todos quienes compartimos esta tierra generosa, a erradicar el egoísmo y la búsqueda del interés personal.

Porque es mi convicción, y porque siento también que es mi obligación, extiendo una mano franca y amiga a las organizaciones sindicales del país y a las organizaciones campesinas.

Podríamos tener algunas diferencias, en nuestras visiones sobre la sociedad, sobre el progreso social y el cambio político en el país. Pero les aseguro también que siempre tendremos un punto de encuentro cuando se trate de defender los intereses de los trabajadores, de los humildes y luchadores de honduras.

La misma mano amiga y franca extiendo a los empresarios y sus organizaciones gremiales. Honduras los necesita. Queremos hacer las cosas bien y sabemos que la mayoría de ustedes también.

Ubiquemos igualmente los puntos de encuentro que nos permitan ayudar al desarrollo de la iniciativa privada, las inversiones, la creatividad y el aumento de la productividad. Salgamos juntos al mundo a buscar compradores para nuestros productos y nuestros servicios.
Todos somos honduras, todos sabemos que no puede haber empresas exitosas en comunidades fracasadas. Todos sabemos que cada uno debe hacer su aporte. Yo solo no puedo… ¡ayúdenme! ayúdense, ayudemos a Honduras.

A la comunidad internacional, a los países amigos y a los cooperantes, muchas gracias. Muchas gracias por haber apoyado al país en la reconstrucción y el reencuentro de la sociedad hondureña, por haber colaborado con nuestra reincorporación en el concierto regional y mundial. Hoy nos miramos a los ojos, de igual a igual.

A los partidos políticos de honduras, mi saludo respetuoso. No es la primera vez que nuestro pueblo vota un congreso sin mayorías absolutas y nos obliga, así, al entendimiento y compromisos para hacer los cambios verdaderamente profundos que necesita honduras.

Y pongo al pueblo como testigo de mi voluntad permanente de conversar y concertar en forma abierta y fraterna, de alcanzar acuerdos en bien del pueblo todo, en especial de los luchadores y luchadoras más humildes, a quienes nunca tendremos derecho de tomar como rehenes.
Hondureños todos y amigos de la comunidad internacional:

Quiero dar gracias al presidente lobo por su enorme sacrificio personal en las difíciles circunstancias en que le tocó gobernar. Usted será recordado como el presidente que hizo la transición hacia la democracia, después de la crisis política más grande de nuestra historia moderna.

Usted tendió los puentes para la unidad de los hondureños, usted reconcilio al país y curo sus heridas, y usted le regreso la dignidad al pueblo hondureño cuando estábamos completamente aislados del mundo.

Presidente lobo, mi cariño, mi respeto y mi gratitud. Presidente Porfirio Lobo, gracias.
Amigos todos: Vuelvo a sentir ese perfume de tierra húmeda y fecunda de las madrugadas de niño en mi aldea de lempira.

Es el perfume de la esperanza, del optimismo, de las mañanas en que sentimos que el mundo es joven y tenemos toda la vida por delante. Que nada está fuera del alcance de esta gran familia hondureña, de este gran pueblo trabajador, sufrido y generoso, ungido de grandeza y amor, dueño de nuestro corazón.

Soy juan Orlando Hernández, vengo de las tierras del indómito cacique lempira, de la mano de dios y por la voluntad mayoritaria del pueblo hondureño, ahora soy el nuevo presidente de honduras.
Viva la unidad
Viva el futuro
Viva honduras
¡A trabajar ¡

AppStore.png
PlayStore.png

Videos

REVISTA DIGITAL

PORTADA-JUNIO.jpg

CREDITO-SOLIDARIO.png

CONOZCA EL ZIKA

PORTADA-JUNIO.jpg

Vídeo TNH

Siguenos