Skip to main content
1

Brigadas Médicas han cubierto casi 100.000 habitantes de 47 barrios y colonias en visitas casa por casa

Tegucigalpa, 6 de julio. El presidente Juan Orlando Hernández destacó hoy la importante labor que las Brigadas Médicas cumplen para detectar personas sospechosas de covid-19, al tiempo que precisó que han cubierto casi 100.000 habitantes y entregado tratamiento Maíz a unas 4.000 personas para que contengan la enfermedad y eviten ir a un hospital.

El gobernante también hizo un llamado a la población a seguir las normas de bioseguridad y tomarse en serio esta enfermedad, que no es un juego.

Hernández se conectó este lunes vía Zoom con el equipo médico que lidera las brigadas que visitan casa por casa varias colonias de Tegucigalpa y Comayagüela para detectar oportunamente personas contagiadas y evitar seguir llenando los hospitales que, dijo, ya están a su máxima capacidad.

En la conferencia virtual con coordinadores y miembros de las brigadas, que se encontraban en la colonia Cerro Grande, Hernández dijo: "Quiero enviar mi más sentido pésame a las familias que a la fecha han perdido un ser querido, al igual que nuestras oraciones para los enfermos y su pronta curación".

El mandatario dijo que las brigadas "son una solución eficaz y rápida que hemos implementado para contener el virus, como quien dice para atajarlo antes que salga y que de esta manera ayudemos a que los hospitales no sigan desbordándose".

Advirtió que "para evitar que estos contagios crezcan de manera muy acelerada en el país necesitamos implementar fuertes medidas y de eso se tratan las brigadas y los centros de triaje y las campañas para poder concientizar a la gente que se cuide".

1

 

No confiarse

Hernández recordó que "los contagios siguen aumentando en todo el mundo, tenemos que tomar en serio esta enfermedad, es responsabilidad de cada uno".

Advirtió que "no se confíe; no crea que usted es inmune, no puede estar saliendo a la calle por salir nada más, no puede hacerlo sin mascarilla bien puesta".

El presidente Hernández recordó a los hondureños las medidas de bioseguridad para evitar el contagio.

"Sé que es duro, sé que es difícil, no estamos acostumbrados a esto, somos seres sociales, pero esta realidad nos obliga a cambiar nuestras costumbres", insistió.

El gobernante añadió: "Tristemente les digo eso. Hoy no lo podemos hacer, la vida nos ha cambiado y aunque nos cueste tenemos que entenderlo. No estamos de vacaciones, estamos tratando de salvarnos la vida, esta enfermedad es altamente peligrosa".

Esta enfermedad es muy dura, muy difícil, porque los médicos no han terminado de entenderla. Como puede ser algo muy leve, incluso le puede dar y no tener síntomas, como también le puede dar, no tener síntomas y caer de un solo, comentó.

"Se los digo por experiencia propia. Esto no es de juegos, hablamos de una enfermedad que en segundos nos pone entre la vida y la muerte", enfatizó Hernández.